NDV: Karma


cover_ndv_karma100

NDV
Karma
(Radiant / InsideOut)
2001
[rock]
Prod: Nick D’Virgilio
Site: http://www.ndvmusic.com
Eval: 3.5/5
Art(e): Thomas Ewerhard / Janet Balmer

Tracks

  1. The River Is Wide (7:12)
  2. Dream In Red (4:35)
  3. Forgiven (3:09)
  4. Karma (3:12)
  5. The Game (4:07)
  6. The Waters Edge (6:29)
  7. Come What May (5:11)
  8. Untitled (3:26)
  9. Will It Be Me (4:16)
  10. Anything (3:55)
  11. Paying The Price I: Dysfunction (4:32)
  12. Paying The Price II: Paid The Price (5:45)
  13. Paying The Price III: Unknowing (8:45)

Músicos/Musicians

  • NDV (Nick D’Virgilio) – batería + voz + guitarra acústica + teclados + programación + bajo + piano

con/with

  • Mike Keneally – guitarra eléctrica (1,2) + piano(6)
  • Bryan Bellar – bajo (1,2,6)
  • Rick Mussallam – guitarra eléctrica (3-6, 9, 11-13)
  • Peter Plumieri – voz (coros) (4)
  • Kevin Gilbert – piano (5) + guitarra eléctrica 12 cuerdas (5)
  • Dave Carpenter – bajo (3, 9, 11)
  • Alan Morse – cello (6) + solo guitarra (12)
  • Mike Johnson – wurlitzer (6)
  • Ryo Okimoto – piano (9)

Reseña/Review

Nick D’Virgilio, baterista de Spock’s Beard entrega este bonito disco de rock (prefiero no agregar adjetivos) alejado lo suficiente para no ser comparado fácilmente con su banda, pero al mismo tiempo con una contundencia (finalmente la batería da un toque excelente a los tracks sobre todo ayudado de buenas partes de bajo) que

El disco no puede arrancar mejor con The River Is Wide, que con su arranque de guitarras, el crescendo a partir del segundo minuto la expectativa 30 segundos después y el bombazo al 1:40 minutos… buen track  Aquí se oye contundente, pincelado de progresivo (finalmente hay Spock’s Beard embebido), en un track que aunque pesado, se siente más rock que progresivo, más rock que hard. La voz, es una voz más hacia el alternativo, más baladesca que otra cosa. La combinación puede funcionar, aunque la música está por sobre todo.

Sigue un track calmado, suave, casi jazzeado, Dream In Red, donde la voz combina más con el sonido que en el track que abre. Un track que pasa, sentimiento que permanecerá en mi mente en varios tracks durante el resto del disco. Forgiven, la que sigue, por ejemplo con sus guitarras distorsionadas y riffs de hard y la voz procesada -quizá para acomodarse mejor- de D’Virgilio, que es buena, pero quizá requeriría más punch, es un track disfrutable, pero no memorable y vaya que se oye bien la batería.

Karma, con la percusión inicial y los coros sampleados del inicio cambian totalmente lo que había sucedido hasta el momento en el disco. Un track divertido, en donde la voz procesada, casi en off da en el clavo de nuevo con el tipo de track, de nuevo más pop, tratando de acercarse una pizca a lo electrónico, a lo world con buenos resultados. El piano combinado con la percusión y la guitarra acústica del inicio de The Game (otro track más pop rock que otra cosa) dan una profundidad al track y hacen que la voz (que insisto, sin ser una voz que vayas a reconocer o que se te quede grabada, hace el trabajo) de D’Virgilio resalte: un candidato a sencillo… buena canción.

The Waters Edge es otro track suave, esta vez casi ochentero, lleno de pianos que dejo hasta ahí… se disfruta, no es un trancazo. Y me sucede igual con Come What May (que sin embargo, es directamente una balada y suena como tal).

Untitled, vuelve a efectos sintéticos totalmente pop, casi new age, de nuevo con buenos resultados: un track instrumental que suena muy, pero muy bien. Quizá es este tipo de tracks lo que D’Virgilio debe explotar más, le sale bien. La experiencia de The Waters Edge y Come What May regresa con Will It Be Me, sonido americano a más no poder… con el debido respeto a NDV y guardando distancias, un Chicago on steroids.

Anything se pone más interesante que el anterior track, de nuevo en un mood pop rock que también le funciona. Más que las baladas aunque quizá menos que los tracks “más electrónicos”.

La suite formada por los tres últimos tracks Paying The Price es lo que -en mi humilde opinión- vale la pena del disco. D’Virgilio se encuentra, entre percusiones, sintetizadores y sonidos con un sonido entre world y new age, con algunos arranques de guitarras distorsionadas que enriquecen el sonido y que combinados alternando agresividad con tranquilidad, suenan bien. Esto es lo que sí resulta en el disco. Lo demás se puede dejar para otras bandas más comerciales.

Un disco en donde se experimenta, se trabaja sobre composiciones de D’Virgilio, que trabaja en varios ámbitos y moods con resultados irregulares, pero que -al final del día- tiene mucho que rescatarse y en la ejecución no hay duda: hay calidad.

Buen disco para gente que puede disfrutar igual del jazz que del rock y del pop americano.

Anuncios

Deja un comentario / Leave reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s