Y la caja aural de la ciudad se tiñó de Púrpura Profundo – Deep Purple en Monterrey


Finalmente ayer se dió en la ciudad el concierto de Deep Purple, parte de su gira de apoyo a su último disco Rapture Of The Deep. El setlist incluyó tanto clásicas como cortes del mencionado disco.

He tenido la oportunidad, que digo oportunidad, privilegio, de haber ido a los tres conciertos que ha dado la banda aqui en regiolandia y nunca, jamás, han decepcionado. Es más, cada vez levantan más la vara, haciendo sus conciertos más exquisitos.

El concierto de anoche fue, simple y sencillamente, “superb” -como repetidamente decía Ian Gillan refiriéndose a la fanticada presente. En el escenario estaban Ian Gillan, Roger Glover, Ian Paice (todos ellos da la formación clásica), acompañados por Steve Morse (ya con varios años siendo miembro oficial de la banda) y el recientemente integrado, pero veterano de las teclas, Don Airey. Yo creo que hablar de las dotes musicales de estos individuos es gastar tinta (o en este caso bytes), pues mucho se ha hablado del tema, pero ¡Caray, no lo puedo evitar!, tengo que decir cuando menos…¡QUÉ MUSICAZOS TODOS! ese Steve Morse es un músico con una técnica impecable arropado con una actitud de rockero desenfadado (un “técnico de barrio” le decía a Charly, Axa y Ciro). Don Airey se encargó de que Jon Lord no fuera extrañado, regalándonos imparables solos de hammond (¡Ah, glorioso hammond!, ¿Qué haría sin ti?). Ian Paice y Roger Glover parecían muchachillos. Ian Gillan es quien siento que si ha resentido más el paso de los años, no precisamente en sus cuerdas vocales, pero si en su actitud (extrañé el clásico “headbangeo” que hacía antaño mientras tocaba los bongoes, inclusive en su primera visita a la ciudad).

Momentos memorables, todos, pero por citar algunos diré que me conmovió la humildad de una banda con una trayectoria como la de estos señores, que fue capaz de incluir durante el solo de guitarra de Morse (i-n-c-r-e-i-b-l-e por cierto) snippets de rolas cásicas que iban desde Zeppelin hasta Guns and Roses. otro fué el también solo de Airey, con acordes de Mr. Crowley (si, él es quien compuso el intro original de la rola clásica de Ozzy), pasando por la Overtura de Guillermo Tell, de Rossini y rematados en La Cucaracha. Otro el intercambio de solos de guitarra y teclado en Highway Star.

Otro… Encima de todo y como bien dicen, los buenos momentos son mejores aún cuando los compartes con gente que quieres. A mi lado, mis entrañables amigos y compañeros de programa de radio Ciro, Charly y Axa. Ojalá que haya muchas tocadas más donde tengamos la oportunidad de ir juntos.

Qué afortunados somos de tener este tipo de espectáculos en nuestra ciudad. Es una pena que el lugar luciera apenas por arriba de la mitad de su capacidad (por lo menos esa impresión me dió, desde un lugar donde se podía visualizar bien la majestuosidad de la Arena Monterrey). Sigue Maiden, luego Dylan. ¡Caray!, primer mundo. ¡Que la música fluya!

Anuncios

Deja un comentario / Leave reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.