¿Fueron los Beatles verdaderos prodigios de la música?


Al menos según la pequeña nota que acompaña a este video del autor norteamericano Malcom Gladwell resulta que no lo fueron tanto. No se que pasa con el periodismo hoy en día, no se si será la influencia devastadora de tanto amateur y los blogs de Internet (hola a todos) pero tomando ese artículo como referencia parece ser que el entender el mensaje que se está tratando de enviar no es algo fundamental y que de ninguna manera puede interferir con el crear un título para las notas suficientemente controversial para ganar el click de los cibernautas.

Si escuchan con atención, lo que realmente está diciendo en el video Malcom Gladwell, que ha hecho su carrera en demostrar lo obvio, es que el éxito de los Beatles se puede basar en la práctica que ellos tuvieron durante su trabajo en Alemania. Supuestamente estas condiciones laborales les dieron la práctica suficiente para regresar a su natal Inglaterra y convertirse en lo que ahora conocemos como una legendaria, si no la más grande, banda de rock and roll de la historia.

El punto de Gladwell tiene su mérito y su objetivo, que es hacerte ver que no tienes que ser un genio para ser bueno y que todo se debe al gran esfuerzo y dedicación (nuevamente lo obvio a más no poder, no?) y que por más que parezca la historia tiende a olvidar las cosas que hacen recordarnos la humanidad detrás del aparente genio.

Lo que a Gladwell se le olvida, o al menos no comenta en este video, es que por más que practiques una cosa se requiere de talento, verdadero talento para hacer que las cosas valgan la pena. Si los Beatles hubieran sido unos verdaderos peleles muy bien pudieron regresar a Liverpool y seguir de músicos hueserons balines, sin embargo tenían algo que les permitió identificar que era lo que le gustaría a la gente. Si no quieres llamarle genio musical al menos podrías llamarle un poder de observación y asimilación cultural de tal modo que pudieron darle en el clavo a su particular situación. Tal vez deberíamos de incluir a Brian Epstein en este tema, ya que como su manager también tuvo un don similar. Así que, no todo mundo puede concretizar y sintonizarse a los anhelos de toda una generación como lo hicieron ellos. Pensar que si es posible es decir que todos somos iguales y poseemos los mismos talentos y eso no es sólamente absurdo sino que biológicamente incorrecto.

Ahora todo puede radicar en qué es lo que es considerado un prodigio. Mozart era un prodigio porque podía tocar maravillosamente el piano a sus cuatro años. Eso sin duda es prodigioso independientemente de como se vea. Que tal vez los Beatles no hayan sido un conjunto de genios y prodigiosos musicos; pues tal vez desde el punto de vista musical esto sea cuestionable. Pero lo que si es indudable es que la huella que dejaron en su momento, la cantidad de fans que tuvieron y siguen teniendo, si es, y ha sido un acontecimiento de proporciones prodigiosas.

Anuncios

Deja un comentario / Leave reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s