FLAC rules!


Ya tenía rato pensando sobre este artículo y no me decidía. De cualquier forma me dió suficiente tiempo para probar y escribir un poco más fundado. (Dije “un poco”).

Con toda la situación de la industria de la música en donde ves lleno de pánico cómo los antiguos santuarios de cemento y ladrillo de la Melomanía comienzan a desaparecer. Pues finalmente y muy tardíamente decidí al menos pasar mi colección a algún otro medio por si algún día desaparecen los CD readers (eso es más aterrador).

Definitivamente todavía no cambio mi estéreo por la computadora, pero es la cosa más práctica poder acceder tu colección (tengo 5 años desarrollando mi colección de música LEGALMENTE adquirida en tiendas por Internet y aunque mi licencia me permite quemar la música, difícilmente lo hago una vez que la adquirí en la etherósfera. De igual forma no “quemaba” mis CDs para pasarlos a un cachibache todavía mecánico (estoy ya viendo discos duros de estado sólido).

Pues primero terminé decidiéndome por comprar un disco duro portátil (en mi caso había una excelente oferta de Seagate, aunque andaba tras un WesternDigital o un Toshiba) de 320 GB… A ver cuánto le cabe.

Luego comencé a buscar cuál iba a ser el formato para guardar My Precious collection (Gollum-Style). Definitivamente no iba a perder lo que me gusta escuchar degradándolo a MP3.

Revisé bien lo que ofrecían los gigantotes y no me gustó: formatos propietarios que tampoco son un de-facto y cuya calidad tampoco necesariamente es la mejor, aunque hacen un buen trabajo, WMA, AAC no necesariamente hacen el mejor de los trabajos.

Formatos lossless hay varios, sin embargo, después de navegar en varias tiendas -sobre todo de bandas- y ver que The Dandy Warhols, Trent Reznor y otros estaban vendiendo o regalando su música en un formato que no conocía más que por referencia dió curiosidad. Terminé convenciéndome cuando vi que estaban haciendo lo mismo Robert Fripp & Co. y el mismísimo Mr. Wilson y Porcupine Tree.

El formato es razonablemente noble en cuanto al espacio ocupado y sí hace una diferencia contra el MP3. Ya con la decisión tomada, había que buscar el codificador y reproductor. Terminé decidiéndome por Media Monkey (http://www.mediamonkey.com) porque me permite “rippear” los discos de forma decente, tiene una interfaz razonable y es gratis (existe versión Gold por USD 20, que te permite grabar CDs a mayor velocidad y otras monerías más… no las utilizo todavía, pero dado el servicio que estoy obteniendo, pronto tendré la versión pagada). Les recomiendo al mismo tiempo Songbird, basado en Mozilla (http://getsongbird.com), que por lo pronto es únicamente reproductor. Puede que se convierta en algo interesante rápidamente y es parte del movimiento de OpenSource que se agradece todo el tiempo.

Advertencia: MediaMonkey consume muchos recursos de tu computadora, mientras trabajan en ello, es mi opción sin lugar a dudas. Por otro lado, Songbird está trabajando en adecuaciones para poder codificar CD’s por lo que también habrá que esperar. Te deja una buena experiencia de uso y está llenísima de plug-ins.

Finalmente, para disfrutarlo bien, mientras no consiga el estéreo que ando buscando (para conectar bien y sin problemas mi disco duro y con una buena interfaz para usuario), había que aprovechar lo que estaba haciendo, por lo que mi desktop que afortunadamente tiene buena tarjeta de audio y salidas digitales (aunque en estos momentos está siendo presa de la Geek Squad por un problema severo en el arranque), tuvo que acompañarse de un juego de altavoces que valieran la pena, pero sin ser caros (Muchas gracias Eduardo por tu obsequio), terminaron siendo unas Logitech 5.1 THX (que falta posicionar bien en el cuarto pero andamos construyendo, por lo que esperará).

Sigo sin cambiar mi estéreo, preparándome para la estocada final al CD y esperando que la buena calidad de audio se vaya apareciendo en el Internet cada vez más (visiten, por ejemplo, iTrax.com para darse una idea, con formatos que van desde el MP3 hasta el PCM (altamente demandante de espacio).

Viva el FLAC (visiten flac.org http://flac.sourceforge.net/)

Escrito mientras se escuchaba una y otra vez Meantime, un outtake de In Absentia de Porcupine Tree que pueden encontrar en el sitio de la banda, obviamente en FLAC.
Anuncios

3 comentarios en “FLAC rules!

Deja un comentario / Leave reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s