Sr. González y Los Cuates De La Chamba: Un Mundo Frágil

Sr. González y Los Cuates De La Chamba
Un Mundo Frágil (Antídoto/Fonarte)
[pop]
2011
Prod: Sr. González
Site: http://www.myspace.com/srglez
Tracks @ ReverbNation: http://www.reverbnation.com/srgonzalez
Eval: 4/5
Art(e): Claudia Sánchez

Tracks

  1. Embrujos (3:20)
  2. Todo Va A Estar Bien (4:08)
  3. Señor Árbol (4:23)
  4. Flores Rotas (4:01)
  5. Mala Yerba (3:19)
  6. Un Mundo Frágil (3:23)
  7. Tehuana (2:19)
  8. Un País (4:56)
  9. Dios Sabe (3:29)
  10. El Final (1:26)
  11. Entre sueños (4:53)
  12. La Mar (2:27)
  13. Puma Viejo (5:01)
  14. Perdonar (4:10)
  15. Epidemia Feliz (3:34)
  16. Un Ángel (2:23)
  17. Mira Diego (6:28)

Músicos/Musicians

  • Sr. González – voz + percusion + programación + piano (15) + xilófono (8)
  • Fratta – bajo
  • Santiago Ortíz – batería
  • Alex Otaola – guitarras
  • Eduardo Dyer – piano (1,4, 11, 12, 14, 17)

con/with

  • María Urtusuástegui – voz (5, coro 1)
  • Laura Vázquez – voz (2)
  • Fernando Rivera Calderón – voz (7, coro 9)
  • Natalia González Colmenares – voz (10, coro 9)
  • Malena Durán – voz (16)
  • Alejandro Tello – oboe (6,7)
  • Leonel Pérez – cello (2,8)
  • Karina Cortés – violín (2,8)
  • Enrique Castro – marimba (7) + vibráfono (9)
  • Juan Cristóbal Pérez Grobet – contrabajo (4,6,12)
  • Robert Santamaría – santur (6) + saz (13) + kanun (13)
  • Margarita Díaz Del Castillo – flauta (12) + cítara (13)
  • María Emilia – voz (coro 9) +  flauta (6,14)
  • Ulises Hadjis – guitarra (14)
  • Adrián López – guitarra (8, 15)
  • Armando Vega Gil – voz (coro 5,15,17, locución 3)
  • Francisco Barrios – voz (coro 5,15,17)
  • Chatrán – percusión (8,12,16,17) + olla (6)
  • Mike Nieto – batería (17)
  • Moisés Palacios – voz (presentador 5, coro 9, narrador 12)

Reseña/Review

Después de más de tres años en los que salió su proyecto El Grao (también con los cuates de la chamba) en un experimento por innovar en modelos económicos y de complicaciones de salud, el Sr. González regresa con un álbum que hoy salió en iTunes y la próxima semana en artículo manoseable. ¡Enhorabuena y bienvenido de regreso!

El disco arranca con un sonido clásico del Sr. González (podría bien ser una continuación de El Grao incluso), Embrujos con un pop rock jazzeado lleno de teclados y coros femeninos (ritmo, percusiones y cencerro dándole un sutil toque latinoamericano… buqué apenas perceptible. Excelente comienzo…. embrujos al oído. Noten la sección rítmica… aquí y en varios otros tracks, tanto Santiago Ortiz como Fratta realizan un trabajo tremendo a lo largo de los tracks en los que están presentes.

El mood y sonido continúan con Todo Va A Estar Bien aunque se engrandece y eleva con los sonidos sinfónicos de arreglos de cuerda y la voz suave, tremenda y entrecortada para el track de Laura Vázquez (“como ssho lo haré”). Disfrutable y mucho.

Las cosas toman velocidad con pequeñas distorsiones de guitarra, sonidos que hay que poner atención por todos lados cortesía del Sr. González y esa manía de golpear todo (pongan atención a lo largo de todo el álbum) en Señor Árbol, más rock, más divertida, con todo y los coros del último minuto que de forma graciosa intentan agregar un toque de seriedad.

Flores Rotas cambia el mood con un ritmo y piano melancólicos envueltos por percusiones que latinizando, aumentan la melancolía de la canción de flores marchitas y recuerdos que estristecen. Buen track, y eso sin ser el lado que más me agrade de la música del Sr. González…

Con todo y la presentación inicial, carcajadas lúgubres, la mala fama de Fratta, los gritos y lo divertido de la música, en Mala Yerba puede haber reflexión en este track ágil y que presenta un lado más electrónico del Sr. González y sus cuates. Enmedio de la aparente diversión, se da pie a otro track reflexivo y donde se explora musicalmente: el santur y los teclados, junto con el oboe le dan un track de misterio y oscuridad a Un Mundo Frágil, de lo más interesante del álbum y que se continúa como en un mismo track con Tehuana, siguiendo el mood oscuro que envuelve esta parte del álbum.

Aparece la protesta y la reflexión ya no interior en Un País, un track bien logrado en las letras y con un soundtrack excelente por todos lados y al que hay que ponerle toda la atención: un track pausado, sin trepidaciones, con cellos y violines dosificados con la contundencia y el alma de batería y bajo cimentando todo como debe ser. Buenísimo track.

Por alguna razón tardé -con todo y el título- en recordar a God Only Knows de The Beach Boys en el cover que hace el Sr. González, con buenos resultados en Dios Sabe. Poco más que decir, más que ponerle atención a todos los arreglos, un track que te lleva a flotar en medio de letras que se resumen en un agradecimiento.

Buenísimo, pero demasiado corto El Final, otro track electrónico que si de lo que se trataba era de dejarte pidiendo por más, se logró. El track se desvanece al tiempo que comienza Entre Sueños, un arrullo que crece para rockear enmedio de sonidos de piano y guitarras acústicas que se acomodan para crecer el track… tremendo.

El piano y unas sólidas percusiones acompañan la narración con fuertes respiraciones a cargo de Moisés Palacios en un lounge fabuloso: La Mar.

Sonidos fusionados de electrónica, oriente (cítara por sobre todo, aunque las guitarras hacen lo suyo) tribales (el ritmo programado básico, casi prehispánico) y rock construyen un Puma Viejo que invita a seguir su ritmo con lo que puedas: cabeza, pie, manos, lo que sea, en otro excelente track. Qué bueno que se puede disfrutar y que todavía se genera esta música.

La flauta toma el escenario al inicio de Perdonar, track pausado, suave llenado por el piano, los coros, de donde provengan y las incursiones de la flauta. Todo para cambiar nuevamente a un track más ligero, más divertido que es Epidemia Feliz, con toques a veces infantiles (en el coro y cortesía en mucho por los sonidos tubulares de campanas) con todo y exaltaciones de ¡Síiii! y los !Wuuuuu!.

Las percusiones se apoderan de la habitación (o de tus audífonos, según sea el caso) mientras se desarrolla Un Ángel con las voz de Malena Durán… track de tintes casi tropicales… recordándome por alguna razón playas, hamacas y palmeras con cocos. Excelente viaje a base únicamente de percusión y voz (y algunos detalles secuenciados).

El disco finaliza con más electrónica y fusión en un track que quizá hasta llegaba a hacer falta para darle un toque de pura diversión y entretenimiento… en donde una y otra vez (electrónica al fin) se repite una sola frase… A notarse las guitarras distorsionadas y -por supuesto- las percusiones… Mira Diego.

Como dije al inicio… buen regreso … y de nuevo, ¡Gracias por la música!

Revisar también / See Also

Anuncios

Zoé: Reptilectric

Zoé Reptilectric (Noiselab) 2008 [11.14]
[psychedelic alt rock] Prod: Phil Vinall +Zoé
Site: http://www.zoetheband.com (album site: http://www.reptilectric.com )
Eval: 4/5 Art(e): León Larregui + Moisés Tehuitzitl

Tracks

  1. Reptilectric (3:52)
  2. Nada (5:34)
  3. Sombras (4:04)
  4. No Hay Dolor (3:13)
  5. Poli (3:21)
  6. Resiste (3:00)
  7. Neandertal (3:44)
  8. Fantasma (4:23)
  9. Luna (3:48)
  10. Últimos Días (3:50)
  11. Babilonia (3:31)

Músicos/Musicians

  • Sergio Acosta – guitarras eléctricas + guitarras acústicas
  • Jesús Báez – sintetizadores + piano + wurlitzer + honner + voz (coros)
  • Rodrigo Guardiola – batería + percusión
  • León Larregui – voz + guitarras acústicas + guitarras eléctricas
  • Angel Mosqueda – bajo + guitarras

con/with

  • Phil Vinall – ruidos + voz
  • Nick McCarthy – guitarras adicionales (2)
  • Yamil Rezc – batería adicional (7)

Reseña/Review

Larregui y compañía siguen perfeccionando su sonido en un disco que me gustó, aunque me emocionaron más los anteriores… sin dejar éste de ser un buen disco en un interesante año.

Batería y cuerdas graves de guitarra arrancan un Reptilectric en la fórmula clásica de la banda, llena del protagonismo de la voz de Larregui ante todo y estampado de una letra psicodélica ya parte de la banda … No podías esperar algo distinto (y eso es bueno en muchos casos, pero no tanto si lo ves desde otro punto de vista… por lo pronto sigo confiando en la honradez de los músicos que con el éxito de Memo Rex… en el mundillo más independente puede que infle… Noten el cambio a los 2:45 minutos del track, sutil, pero bien colocado, con la batería casi marcial durante tooodo el track. Logran sacar un buen track inicial, un track de Zoé.

Un track que quizá se antoje más sofisticado, lleno de retro del pop latinoamericano de los 60’s al estilo de la banda. Noten los teclados y la percusión en un track cuya melodía no me es atractiva, pero que, de nuevo, la banda logra sacar de forma magistral, hacia lo etéreo. Bien por ellos, aunque no me apunto Nada, para nada como mi favorita del disco (lo que sí reconozco es la excelente instrumentación que logran en este track).

Sigue Sombras, arrancando con guitarras distorsionadas y un teclado simple, casi de caja de música, lleno de ruido tras capas y capas de background. Un track “ligero” de letra interesante… musicalmente más pop, más radiable. Es cuando empiezo a pensar ¿Cuándo llegará el Paz, o el Corazón Atómico de este Reptilectric?

Y es entonces que se escuchan los inicios de un bajo muy a-la-The-Cure, y la cosa comienza a ponerse interesante, con tecladitos y todo, casi un homenaje a Smith en No Hay Dolor, en un track de psicodelia muy matizado al estilo de los británicos en el primer track que me hace repetirlo y repetirlo varias veces. Siendo al mismo tiempo radiable, pop, con motivos psicodélicos y de interiorización… y a la vez distinto a otros tracks de Zoé… ¡cooool!

Sigue otro experimento interesante, en un track dedicado a Poli, lleno nuevamente de imágenes de psicodelia en las letas, en un track que se antoja ligero, basado mucho en la guitarra acústica y en los coros (aunque la sección ritmica hace tremendo trabajo como debe ser… sin notarse casi). Otro de los tracks que anoto para repetirlos más veces en el disco.

Un track más serio, Resiste, irrumpe para llenarte de bajo, de sonidos graves, hasta que explota en teclados y se convierte con todo y “grito del águila” en otro track de marca registrada Zoé. Bueno, bastante bueno. Noten los cambios con todo y falsete al cantar “soy un libertino más”, mientras todo el background trae lo suyo atrás….bastante atrás. Bueno.

A falta de Paz, sin embargo, los teclados iniciales de Neandertal me dicen -y correctamente- que viene “el track” ese que hace una protesta, ése que es el que esperas en un disco de la banda que sigues: el que trae la sorpresa. Este en definitiva es mi track preferido del disco, en donde toda la banda hace su trabajo aunque esté diseñado para los teclados, desde el inicio… el que se construye a medida que entra cada instrumento a lo largo del track… en donde la aparente simpleza de la sección rítmica es un verdadero latido que vive en el track, el que habla del burócrata o del empresario voraz… no hay evolución… solo pulpos y zombies de metal… a quien le pongas el traje gris. Übercool.

Vuelven los teclados en un Fantasma más tranquilo, que suena más al Zoé que estamos acostumbrados y que aunque siendo un excelente track, tiene la poca fortuna de seguirle a Neandertal. Pónganle atención a todos los sonidos, pasan muchas cosas atrás…

Luna, por otro lado, se vuelve una agradable sorpresa, un cambio a la tranquilidad, más voces que otra cosa, endulzando un poco el ambiente y que continúa creciendo a base de las guitarras acústicas subiendo mientras al mismo tiempo toca lo etéreo con una simpleza y sencillez digna de un buen himno pop (en este caso neopsicodélico), bello track que se adentra en el post-rock… La banda tiene con qué adentrarse en el género, le sale.

Últimos Días, es un cambio -casi dramático- a un track energético de los que atrae bastante a los fans de la banda. Estas cosas le salen excelentes a la banda.

Las voces procesadas que arrancan Babilonia, pintan otro cambio y otra sorpresa -muy buena en este caso- en donde la banda se pone un poco más hard (bateria, bajo y guitarras estiradas contribuyen) mientras se van produciendo cambios hacia “la marca Zoé” en el track que hacia su segunda mitad se convierte quizá lo más psicodélico que entrega la banda en todo el disco, siendo éste track, junto con Poli los tracks que usan letras en inglés en alguna parte (pequeñas) a diferencia de los otros discos.

Un buen release de la banda, no defraudan, yo espero que sigan evolucionando (y a la vez algo me pide que escriba que también sigan perfeccionando aún más su sonido)… El disco está a excelente precio todavía y la edición especial trae algunas sorpresas… pronto DVD’s y más… y sigo confiando en la no-venta de Zoé (que en este mundo de Neandertales, se antoja complicado y difícil). Háganse un favor y háganse de este disco. Los albumsaurios como yo van a disfrutarlo completo… los que no… habrá singles o bien los servicios de compra canción por canción en internet. Les recomendé lo mejor que escuché.

[spotify http://open.spotify.com/album/6Tqp8Twmyl9xRhePhKS668]

Revisar también/See also

The Clems: Tanto Tiempo EP

The Clems
Tanto Tiempo EP
(Indigo)
2008
[pop (garage) rock]
Prod
: The Clems
Site: http://www.theclems.com.mx
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/clems
Eval: 3/5
Art(e):  Jalil Rendón

Tracks

  1. Vamos A Ir (2:48)
  2. Nunca Me Doy (3:38)
  3. Desaparecer (3:04)
  4. No Soy Tú (4:14)
  5. Crees Que Puedes (3:05)
  6. Esperando (4:02)

Músicos/Musicians

  • Jalil Rendón – bajo
  • Chris Rangel – batería
  • Tristán García – voz + guitarra
  • Ramón González – guitarras + voz (coros)
  • Jesús Trigos – teclados + guitarra

Reseña/Review

Conozco a uno de los músicos de la banda desde hace rato. Una banda que se ha esforzado por pasar de los ensayos a las tocadas de covers y que -intuyo- ha sudado para comenzar a salir de ahí, tratando de hacer su música.

El resultado es este primer EP, en donde la banda comienza a presentarse. Esperamos que sigan avanzando y tengan el suficiente apoyo. Siendo el primer esfuerzo, es obvio que faltan muchos ajustes en la grabación, producción y sonido en todo el EP, en este caso tratare de al mismo tiempo obviarlo (difícil) y concentrar los esfuerzos en lo que hace la banda.

Un rock casi ochentero con reflejos simultáneos de Babasónicos y de Los Látigos es lo que se entrega en Vamos A Ir: básico y simple, de garage a más no poder. Track para colocar en el auto el viernes antes del antro (cuando andas en esas).

Nunca Me Doy no cambia mucho el tono, ritmo y mood, sin embargo avanza en ruido y se posiciona unos años adelante que el anterior track, desde el arranque distorsionado. En un track que trata de hacer un manifiesto que -por alguna razón- no suena contundente como se supone que debería (y hablo más bien de la letra que de la música, que avanza respecto al track inicial) y sin embargo refleja lo que varios: las cosas no están bien, pero no se trata de radicalizar. La voz de Tristán, que a veces suena a grupo español, comienza a ser sello por lo que tendrá que desarrollarse más. En el EP, al igual que el resto de la banda… hace el trabajo. Finalmente, uno de los mejores tracks.

Desaparecer sigue el estilo, con ecos, lejanía en la voz y -de nuevo- un coqueteo con los grupos de rock en español de los ochentas (y quizá noventas: escuchen los pincelazos de teclados “cute” por aquí y por allá enmedio de las guitarras distorsionadas) de los cuales es posible que la banda se pueda alejar y evolucionar. Hay con qué. Buena mezcla de sonidos de parte de la banda.

No Soy Tú es el acercamiento a balada de la banda… probablemente no sea el fuerte de la banda y -probablemente- pueda ser un track socorrido por “las fans” ojalá las cosas no deriven por ahí, aunque no es un track malo en el EP: Hay elementos influenciados nuevamente por los Babasónicos (la voz entre ellos) y hasta por The Cure en algunos momentos. (Ojo: escribí “influenciados”).

Regresa la energía con el track que -de tratar de mostrar lo que puede hacer la banda- convertiría en el primer sencillo: Crees Que Puedes. Un track sencillo, de nuevo básico (donde la banda hace cosas interesantes) y que hasta entusiasma… hasta te quedas con el coro…

Cierran con Esperando, un track con recurrencias “nunca me doy” se oye en algún momento (¿Fijación con la lucha de la banda por sobresalir? ¿Del letrista (Tristán) únicamente?… déjenlo en el misterio). Un track con intenciones de algún tipo de himno. De nuevo elementos ochenteros en sus cambios y sin embargo con bastante mejores resultados.

Sería bueno y quizá necesario que la ciudad crezca musicalmente hablando y The Clems podría llegar a tener un nicho en este crecimiento, esperamos que le sigan echando ganas y -sobre todo- evolucionando.

Hello Madness: Light And Life After Dusk

Hello Madness
Light And Life After Dusk
(The Note Garden Records)
2008 [07.24]
[alt (piano) rock]
Prod: Alejandro Millán
Site: http://www.hellomadness.com
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/hellomadness
Eval: 4/5
Art(e): Arturo Leal

Tracks

  1. Hello Madness (3:33)
  2. Destiny Is Too Late (2:46)
  3. Change (3:39)
  4. My Stranger (4:39)
  5. Emotions (3:30)
  6. Once Again (3:41)
  7. Far Away (4:19)
  8. Stolen (4:02)
  9. Not Feeling (4:25)
  10. Here On My Lips (3:52)
  11. Light And Life After Dusk (4:28)

Músicos/Musicians

  • Alejandro Millán – voz + piano + teclados + concertina
  • Pablo González Sarre – bajo
  • Enrique “Bugs” González – batería

Reseña/Review

No me canso de agradecer lo afortunado que somos de estar haciendo este esfuerzo por llevar música de varios tipos a todo aquél que nos quiera leer. El presente álbum es un ejemplo más: con este material somos testigos de la evolución de un músico que conocimos en sus inicios de metal y progresivo, pasando por varias aventuras hasta entrar hoy en un rock altenativo que no puede negar las influencias del progresivo e incluso del jazz, género que Alejandro Millán nos compartió disfruta desde hace unos años. Esto es, pues, Hello Madness, el nuevo proyecto de Alejandro entrando en una etapa de madurez musical, pasando de hacer música “complicada” por el hecho del  reto técnico a tratar de hacer música “que la gente escuche”… Ambos motivos validísimos y afortunados…

Baste escuchar la apertura del energético track inicial Hello Madness con un piano que proviene del jazz, y donde la sección rítmica  lo mantiene en un rock muy natural. Un sonido que Alejandro y Hello Madness buscan y comienzan a labrar. Un track catchy y quizá el primer single del disco. Muy bueno.

Hay que decir que el sonido es bastante, bastante bueno, sin ser perfecto. La voz mantiene un eco en varios tracks, que en ocasiones no requiere, para una voz que hace el trabajo y que está educándose al nuevo género donde incursiona…

Destiny Is Too Late, un track más serio, más solemne y más oscuro/melancólico y más pegado al progresivo donde el piano toma un papel preponderante contrasta con el primero, buen cambio para el disco, aunque me sigo quedando con Hello Madness en la cabeza.

Change, vuelve a animar la atmósfera con un track más sencillo, más simple, más promedio en el género, pero que resulta.

El álbum tiene un pequeño toque de sofisticación en My Stranger con atmósferas de teclados, entrando en los terrenos del pop (y al arranque casi en el new age), sin dejar de ser un track bueno (traten de escuchar cómo se crece a partir de la segunda mitad, experimentos de sonido y todo), donde Hello Madness sigue tratando de encontrar un sonido que comienza a caracterizarse (quizá demasiado en ciertos puntos) por la voz y el piano de Alejandro

Continúa otro track bombástico, que no explosivo, inspirado por la música clásica y -sin guitarras distorsinadas, ni nada- por la etapa de metal de Alejandro (que no pueden disasociarse, cada etapa es parte del músico… vaya, a menos que vayas por el dinero nada más, difícilmente optarás por un género distinto sin la transición y evolución que escuchamos en este disco, suena pues, honesto): Emotions.

En un track a piano y voz, Once Again,  en donde se trata de llevar a esta última al extremo, Alejandro entrega un excelente track, en donde sobre todo la voz, viaja de lo íntimo a lo teatral con buenos resultados, otro buen cambio en el disco y más búsqueda de ese sonido propio que se gesta.

Regresa el rock con Far Away, noten la sección rítmica haciendo un excelente trabajo. Este track podría ser la envidia de algunas bandas británicas, con un par de cambios excelentes, un buen manejo de la voz y una melodía y letra pegajosa…. De mis tracks favoritos en el disco.

Stolen, continúa con el rock del track anterior manteniendo el mood (escuchen el final “prog” a-la-genesis) y mostrando que no hacen falta guitarras para hacer buen rock (una declaración que bien puede aplicar a bandas como Keane, por si lo han leído en algún otro lado y casi una tendencia).

Not Feeling pone un ambiente un poco más sombrío (pongan atención a la batería) que, sin embargo a medida que crece se pone solemne y vuelve a desvelar la raíz progresiva y metálica con que el músico comenzó. ¡Buen track!

Here On My Lips y “la cajita de música distorsionada” arranca llena de teclados en un track melancólico que no se aleja mucho del resto de los tracks con ese mood en el disco, donde la voz es el matizador junto con el piano (como en casi todos los tracks) curiosamente lográndolo sin muchos cambios en lo que hacen sus cuerdsa vocales.

El disco cierra con el track que le da nombre al disco (igual que arrancó con el que da nombre al proyecto)… lleno de teclados ambients y donde la sección rítmica nos lleva de nuevo a un rock bien elaborado. Las raíces de sus otras bandas no dejan que las cosas salgan mal. Noten cómo el manejo de “coros y teclados” le dan otra dimensión al track, junto con los fondos de sintes. Otro de mis tracks favoritos.

Cambios en la voz, coros y agregar algunos otros instrumentos de repente, podrían llevar el proyecto a rumbos por demás interesantísimos. Si Alejandro no opta por esto, sin embargo, seguiremos disfrutando su música… lo ha hecho muy bien.

La Barranca: Providencia

La Barranca
Providencia
(Independiente)
2008 [04]
[rock]
Prod: La Barranca
Site: http://www.labarranca.com.mx
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/lb2005
Eval: 4/5
Art(e): Gilberto Martínez

Tracks

  1. Providencia (3:19)
  2. La Expedición (3:15)
  3. Nueva Vida (4:00)
  4. Gracia Plena (3:58)
  5. Haikú (3:32)
  6. La Huida (0:44)
  7. Inventa (2:27)
  8. Corcél (3:22)
  9. Una Nota Que Cae (3:44)
  10. Malecón (3:18)
  11. Construcción (2:07)
  12. Atroz (4:14)
  13. San Miguel (2:56)
  14. Centella (5:30)

Músicos/Musicians

  • José Manuel Aguilera – voz + guitarras
  • Alfonso André – batería + percusión + armonías
  • Federico Fong – bajo + piano

con/with

  • Jorge Cox Gaytán – viola (3)
  • Mónica del Águila – cello (4,5)
  • Rubén Albarrán – (5)
  • Muna Zul – voz (9,10)
  • Magali Aguilera – piano (9)
  • Eduardo del Águila – copas de agua (13)

Reseña/Review

Como advirtiendo que una de las mejores (la original y clásica) alineaciones de la agrupación regresó, el ahora trío La Barranca regresa con su característica música a algo mucho más básico incluso que El Fluir después de la experimentación anterior y, regreso, como advirtiendo de la integración de Alfonso André y Federico Fong, el disco arranca con una Providencia que inicia a puro bajo y batería… estupendo: valió la pena la espera de tres años para recibir este regalo de la banda. Con su guitarra que le da ese aspecto sincopado a un track en donde todo cae en su lugar, incluyendo voces, solos de guitarra, la maestría del bajo y la batería….¡Qué bueno que están de regreso!

La triste y melancólica guitarra acústica acompañada de una voz casi en lamento del maestro Aguilera apuntalan La Expedición, uno de los tracks que estuvo disponible en forma temprana en el sitio de la banda. Y cómo funciona bien la sección rítmica (pónganle mucha atención). Unos teclazos por aquí y por allá mientras el track se eleva, acompañan este track que hasta parece una continuación de Rueda De Los Tiempos (mi favorito todavía, tendré que darle más vueltas a Providencia antes de cambiar de opinión).

Un piano triste, acompañado magistralmente por la batería del maestro André da inicio a Nueva Vida, track que se queda así, triste y generando ya un mood bastante oscuro, como en ocasiones acostumbra la banda, al estar escuchando el disco.

Las cuerdas sobrias, casi aterradoras abren paso a otro track de sonido característico de la banda: Gracia Plena (de veras que hay que ponerle mucha atención a lo que hace la sección rítimica… buenísimo), en un track impactante que habla de la mujer, la pasión que genera, la generación de vida, el aborto y percepciones a su alrededor en pocos y concisos versos, en un mood, bastante oscuro, como saben hacerlo estos músicos.

Las cuerdas más entusiastas y los huuummms iniciales así como el ataque de batería y bajo, casi progresivo, le dan otro matiz a lo que viene pasando en el álbum, dando un pequeño giro más brillante (esto es un decir) en Haikú, donde parte de la iluminuación proviene de los coros y la otra parte de la sección rítmica (de nuevo y no me voy a cansar de hacerlo notar).

Sigue un pequeño puente en off de guitarra y voz en La Huida, que da paso a Inventa, más narrado, casi en hip-hop con todo un escándalo sincopado tras la voz, en otro track estupendo y a la vez oscurísimo, con guitarras “desordenadas” (para que se den una idea como en ocasiones lo hace Andy Summers) poniéndose en orden el track a momentos gracias a la potencia de la batería y el bajo. Nota especial a la vocalización en este track en algunos segundos chispeantes a cargo del maestro Aguilera.

Continúa un track más de rock, en Corcél, un buen track, fino, dentro de toda la finura que expone este material. Sin embargo como que a este momento los sentidos requieren ese track que pueda cambiar las cosas, aquél con el que te vas a quedar…

Y como escuchando, la banda comienza a darle un giro al disco con el ataque bajo del piano de Una Nota Que Cae y donde se siente algo distinto, ayudado inmensamente por los coros y la inclusión de voces femeninas y, aunque permanece el tono oscuro, como que las cosas comienzan a aligerarse un poco en este cambio tan interesante ejecutado por la banda, en un track que habla de cómo llegar (en varias interpretaciones) al alma a través de la música. Excelente track y uno de los más recomendados, en un disco que de por sí se antoja redondo.

Viene sin embargo, el track que no he dejado de repetir y repetir… Malecón, un track que penetra desde las primeras notas de la acústica y los dedos deslizándose a lo largo del brazo, un track que va creciendo poco a poco (tal como los disfruto más) y explota en unos coros de alegría enmedio de una letra que podría no serlo (noten el papel del piano en este track), una sensación que podría ser una combinación de Estallido Interno, Llueve y Prisma de Rueda De Los Tiempos… “Y al contemplar tus ojos viendo hacia mí, yo sentí que en realidad tus ojos son mi país” estará conmigo buen, buen rato.

Los cambios de mood continúan y el caso de la corta pero energizante Construcción (bastante más rock en este track instrumental) llega como un toque eléctrico que se agradece en este momento del álbum, una “diversión” en todo sentido de lo que venía sucediendo en el álbum con todo y el esperado abrupto final que da paso a una más tranquila Atroz que se comienza a crecer en ánimo, en volumen y en el tono y mood, cambiando de vez en vez para bajar tono, ánimo y volumen, mostrando cómo la banda “juega” con nuestros sentidos en otro track de buen rock. ¡Bien!

El álbum comienza a cerrarse con San Miguel, otro corto track “iluminado” que arranca con sonidos en el fondo mientras arranca de nuevo la maravilla que es la guitarra acústica del maestro Aguilera en un track cuya letra te deja pensando a qué se estará refiriéndose la banda y dónde estará el mal finalmente. Nota a las percusiones y en general el ritmo a lo largo del track: los coros y vocalizaciones son una maravilla en este track que no quisieras que acabase tan pronto. Übercool…

El cierre, cierre, cierre final se da con otro trancazo que es Centella, el manejo de guitarras, piano y todo, todo (bravo maestro Fong) hacen de este quizá “el track” del disco, a pesar de que sigue vibrando Malecón en el cerebelo. Un track que se crece a niveles superiores, mucho muy apoyado por el piano. Excelente cierre, con cereza y en donde los cellos le dan una profunidad inmensa mientras se va apagando y las notas de la eléctrica siguen rebotando en las paredes de la corteza cerebral…¡gracias!

Lo hemos dicho anteriormente, si en algún momento queremos hablar de cómo sonaría el rock mexicano, apuntaríamos sin titubear a La Barranca. Providencia corrobora una vez más esta aseveración.

Djilia Phralengo: Rheliq

djiliaphralengo rheliq

Djilia Phralengo
Rheliq
(Firenight Records)
2007
[progressive renaissance metal fusion]
Prod: Firenight Records
Site: http://www.djiliaphralengo.com
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/djiliaphralengo
Eval: 4/5
Art(e): Ella Riddle + Roger Wiedyk

Tracks

The Theft Of Fire

  1. Waking Of Ishtar (3:42)
  2. Lamento (4:38)
  3. Oceans (4:05)
  4. Enki (4:14)
  5. Hall Of The Gods (5:41)
    1. Revel
    2. Theft Of Fire
    3. Challenge And Victory
  6. Ereshkigal (1:47)
  7. Enchantment (0:56)
  8. Wrath Of Ishtar (2:27)
  9. The Underworld (3:15)
    1. Descent
    2. Guardian Of The Underworld
    3. Veil Of Death
  10. Death Of The World (2:54)
  11. Elementals (2:12)
  12. Final Battle (3:17)
  13. Triumph Of Ishtar (4:27)
    1. Celebration Of Fire
    2. Crowning Of Ishtar
  14. Eidolon (3:20)
  15. Kindred Strings (2:43)
  16. Lough Neagh (2:52)
  17. Soledad (4:52)
  18. Remembranza (4:00)
  19. Rheliq (3:47)

Músicos/Musicians

  • Ernesto Villarreal – guitarras acústicas y eléctricas + charango barítono + vihuela española + laúd español + cistro renacentista + piano + sintetizador + bajo + pennywhistle + cajón español + djembe + programación + voz

con/with

  • Elizabeth Courier – voz (soprano)
  • Judy Plester – violín
  • Rune Palland – dumbek + riq
  • Richard Perry – didgeridoo + djembe (6)
  • Nuncha Marañón – flauta barroca (5)

Reseña/Review

Djilia Phralengo es Ernesto Villarreal, orgullosamente mexicano y éste es su proyecto de fusión (con influencias de metal, rock progresivo, música renacentista y de oriente medio, vaya, hasta flamenco se oye a momentos) con un origen de metalero apasionado (Ernesto es ex-Hydra, que luego evolucionaría a Elfonía). Este es su tercer disco.

El disco sale de lo normal por la mezcla de géneros y el tono que pone a cada track, manteniendo una cohesión razonable a lo largo, al menos, de su mini-opera The Theft Of Fire, que narra las peripecias de la diosa Ishtar y su hermana Ereshkigal en el clásico enfrentamiento entre el bien y el mal.

Comienza la historia con exóticos sonidos de guitarra “sarracena”, morisca, acústica, dejando irrumpir a la guitarra eléctrica aullante. Entra luego la voz de Ernesto que pronto se acompaña por la de Elizabeth Courier, de modo casi operístico. Dando paso con un silencio que quizá hubiese sido bueno evitar a lo largo de todo El Robo del Fuego a un track cantado -tal como lo indica- en Lamento en español agregando a la mezcla de géneros, también una mezcla de idiomas de la que puede o no salir airoso dependiendo del público que escuche.

A partir de Oceans, más elaborado, acompañado de violín y manteniendo ese aire de desierto que es parte de la historia, las cosas comienzan a ponerse cada vez más interesantes: la distorsión metálica de las guitarras muy en el fondo de Enki, mientras se mantiene un impasse de lentitud en el beat (escuchen la evolución de la guitarra a lo largo de todo el track) en este track cantado en inglés; igualmente, la suite de The Hall Of Gods con sonidos renacentistas, apoyados en su inicio (Revel) con la flauta, el flamenco algo jazzeado de la segunda parte (Theft Of Fire) y el final cantado (también en inglés) a coro que le da ese aire de opera a toda esta narración, súper cool (ojo de nuevo a la guitarra eléctrica hacia el final del track); el pequeño puente ambient-metálico de Ereshkigal, seguido del más corto y fantástico (me dió la impresión de estar enmedio del sountrack de un Conan, con todo y Poledouris) y la historia va creciendo hacie el clímax lleno de metal, mientras pasas por The Underworld, tranquilizándote un poco en la tristeza de Death Of The World, pasando por el pasaje atemporal-medieval de cistro y charango (excelente, por cierto) de Elementals, hasta llegar a la batalla final donde toda la fusión antes mencionada explota comandada por ese background de metal que Ernesto tiene y donde se ve que se siente tan a gusto y que termina con un final feliz (también lleno de destellos metálicos a cargo de la guitarra) en ese track tan lleno de opera rock (Ayreon y todo presente) que es The Triumph Of Ishtar, con todo y leitmotiv, finalizando con bombo y platillo su opereta.

He de reconocer que por alguna razón en la primera escuchada me dió la sensación de que se notaba demasiado en esta narración musical que era el esfuerzo de una sola persona más que el de una banda, desconozco el proceso en el que esta mini-ópera se llevó a cabo, y aunque después de la tercera escuchada esto pasó a último plano y más bien me dediqué a disfrutar lo que Djilia Phralengo entrega, creo importante mencionarlo.

Siguen una serie de tracks que podrían hasta ser parte de la ópera, aunque luego se despega en esa fusión (a mi parecer muy interesante, que está desarrollando Ernesto), entregando incluso motivos celtas (Lough Neagh, quizá uno de mis tracks favoritos en todo el disco, excelente fusión con el jazz), espacios jazzeados, algunos otros oscuros, algunos motivos gitanos, otros hasta pomposos en una amalgama (escuchen bien la preciosa Soledad)  que está tratando de ser definida y llevada a la luz en un marco que se está acercando a una coherencia y estilos musicales muy únicos.

Djilia Phralengo, además, hace uso de multitud de instrumentos, combiando desde silbatos hasta programaciones y sintetizadores, pasando por infinidad de instrumentos de cuerdas hechos, digamos que a la medida y músicos invitados para completar el cuadro. El resultado es bastante bueno. Si acaso hubiese esperado en algunas secciones una verdadera batería para de plano llevar el disco a la altura que la composición y el entusiasmo que se ha impreso merecen.

En no menos de una ocasión, la música de Djilia Phralengo parecería capaz (y suficientemente capaz, diría yo) de acompañar la voz de Loreena McKeenit en sus últimos dos discos. Esa influencia mediterráneo-arábiga es notable (Ereshkigal, el inicio de Wrath Of Ishtar son claros ejemplos de lo que indico o bien Oceans) en varios tracks.

No tengo el gusto de haber escuchado Oracle, su anterior disco, ni mucho menos el inencontrable Belomancy, seguro ha ido evolucionando y avanzando en este proyecto, estamos ante uno de los pasos y “pinceladas” finales antes de tener esa obra maestra que seguramente pronto se entregará.

Austin TV: Fontana Bella

austintv fontanabella

Austin TV
Fontana Bella (Terrícolas Imbéciles)
2007 []
[post rock]
Prod: Emmanuel Del Real + Austin TV
Site: http://www.austintv.org
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/austintv
Eval: 4.5/5
Art(e): Marcos Castro/Trevore Valensuela

Tracks

  1. Ana No Te Fallé (5:24)
  2. Voces Iluminadas Por Sonrientes (4:44)
  3. Marduk (4:30)
  4. El Secreto (De Las Luciérnagas) (5:38)
  5. Nadie Está Aquí, No Hay Nadie Aquí, Nada Hay Aquí (6:49)
  6. Flores Sobre Las Piedras (4:13)
  7. Shiva (3:38)
  8. Mientras Las Hojas Caen (4:45)
  9. Voló Al Cielo (13:24)

Músicos/Musicians

  • Chato – guitarra eléctrica
  • Chiosan – sintetizadores + piano + armonio + metalfono + vibráfono + aplausos
  • Oiram – guitarras (eléctrica + acústica)
  • Rata – bajo
  • Xnayer – batería + bass pod + guitarra acústica (5)

Con/with

  • Emmanuel Del Real – mellotron + wurlitzer + campanas tubulares
  • Carlos Alegre – violin
  • Francisco González Ramirez – voz
  • Miriam Calderón Gómez – voz

Reseña/Review

Celebrando la independencia del México, me propuse sacar una reseña después de la sequedad mostrada en las últimas semanas. Está bastante atareada la misión de trasladar el sitio anterior a este esquema de blogs, y sin embargo, la tarea es fabulosa: finalmente recuerdas muchas bandas y todo lo que ha pasado desde el 2000, cuando empezamos la aventura. Ahí recuerdo que descubrimos -entre otros- el subgénero del post rock, ya andaba por ahí Mogwai y comenzábamos a hablar de Sigur Rós, vinieron luego actos americanos como The Swords Project (ahora simplemente Swords), Explosions In The Sky y Godspeed You Black Emperor! entre otros. Tocó el turno a México con una banda capitalina que merece muchísimo la pena seguir y buscar: Austin TV que presentamos en este sitio de reseñas con su tercera entrega: Fontana Bella.

Este es un album hecho con muchísimo cariño (incluyendo la producción del tacvbo) y se nota desde la presentación: totalmente en cartón el booklet es el diario de Mario Lupo González Fábila que les recomiendo leer completo. De hecho la falta de voz cantante en el material de la banda en este caso se trata de compensar con este booklet, con voces en off a lo largo de los tracks, pero sobre todo con una música y ejecución maravillosos sobre todo si te gusta el subgénero. En mi opinión en su intento de compensación nos dejan ganando y con mucho.

El arranque del disco no puede ser mejor: una de mis favoritas (lo cual es difícil cuando todos son buenos tracks): cuerdas deslizándose enmedio de ruidos de pájaros y voces en off dan pie a Ana No Te Fallé. Sólo escuchar el manejo de la batería, los pianos la guitarra y la entrada del bajo ya pueden llegar a ponerte la carne de gallina… Todo se oye en su lugar, incluyendo los cambios (ojo casi a los dos minutos y medio) y los crescendos continuos hasta el minuto final donde todo queda flotando sobre el piano y la batería, el bajo poniendo el colchón para que el track se mantenga y la guitarra repicando por aquí y por allá. Ya con esto la banda muestra de lo que está hecha y quedas ganchado.

Voces Iluminadas arranca más contundente, más ágil aunque los sintetizadores alcanzan a suavizar a lo lejos lo que la sección rítmica y guitarra se ponen a hacer… más voces en off…. el track que es más acelerado que el anterior se va endulzando con campanas por doquier y notas altas en guitarra y teclados haciéndose a veces casi pop.

Marduk se vuelve un clásico instantáneo, con un sonido muy afrancesado (italiano?) en su inicio ayudado por las guitarras al fondo y el sonido “acordeonado” del conjunto de teclados y armonio.

El Secreto entra a toda velocidad ímprimiéndole una energía que el disco necesitaba en este momento, wurlitzers vibráfonos y demás.

Sigue quizá el mejor track del disco, Nadie Está Aquí….. llena de cambios, extendida, bien ejecutada, a la vez suave y con destellos de acelere en algunos escasos momentos. Buen trabajo el del bajo en este track en especial. Es mejor que la escuchen…

Sigue una casi tétrica y melancólica (el efecto de los pianos es infalible para esto) Flores Sobre Las Piedras que se va creciendo lentamente, dejando lo lúgubre sin dejar lo melancólico, hasta encontrar su ritmo de tendencias progresivas a base de cortinas sonoras generadas por los diversos teclados.

Shiva más pop en su inicio, más corta que el resto, bien puede ser un descanso o puente con su beat y -de nuevo- voces a lo lejos, haciéndose veloz pero sin nada escuchado antes en el disco.

Llega Mientras Las Hojas Caen (quizá la que más disfruté), con su arranque “cuasi espacial” y una batería casi jazzeada en un mood tranquilo que -al igual que otros tracks- se crece con los minutos llegando a una especie de climax al final de los primeros dos minutos y medio, seguido de pausas, cambios, campanas y demás, con un simple pero atractivo trabajo de las guitarras… me gustó.

El disco cierra con Voló Al Cielo…., que clasificaría como un track promedio en el disco (lo cual es muy bueno en este caso)… pausado (hasta de más), acompañado de cuerdas notorias en este caso y que se extiende laaargamente con un sonido que bien te puede llamar a acampar en el bosque o colocarlo para dormir… escúchalo y sabrás de lo que hablo.

Afortunadamente cada vez más bandas nacionales y locales experimentan y se adentran en géneros poco socorridos en el país (entre tanta mercadotecnia sacarinopop-grupera-easylistening) el post rock mexicano no podía estar mejor representado… enhorabuena.