Milagres: Glowing Mouth

milagres_glowingmouth_100

Milagres
Glowing Mouth (Kill Rock Stars)
2011 [09.13]
[rock]
Site: http://milagresmusic.com
Eval: 4.5/5
Art(e): 

Tracks

  1. Halfway (3:54)
  2. Here To Stay (3:09)
  3. Glowing Mouth (6:28)
  4. Gentle Beast (3:56)
  5. Lost In The Dark (3:21)
  6. Fright Of Thee (3:08)
  7. Moon On The Sea’s Gate (4:06)
  8. Gone (3:09)
  9. For Disposal (4:47)
  10. To Be Imagined (4:05)
  11. Doubted (4:15)
Músicos/Musicians
  • Kyle Wilson – voz
  • Fraser McCulloch – bajo + voz
  • Eric Schwortz – guitarra + percusión + voz
  • Steven Leventhal – batería
  • Chris Brazee – teclados
Reseña/Review

Bastaron unos segundos de “Glowing Mouth” en emusic para rendirme a Milagres, banda de Brooklyn que ha estado trabajando desde 2006 y cinco años después entregan un álbum que ya quisiera cualquier banda establecida. Fue casi a la semana de salir que lo descubrí, compré el disco en línea y el sello Kill Rock Stars se apiadó de mi angustia con el download del disco en mp3… (¡Gracias!)

Con una diversidad impactante que va desde algo de psicodelia, algo de pop, realmente la sensación que te deja la banda, a pesar de la suavidad y lentitud de algunos tracks es que estás frente a una bandota de rock, porque es ese sentimiento de experimentar, de mezclar, de arreglar y atreverse lo que agradeces de la banda y lo que tendemos a llamar en el programa simple y llanamente rock, mucho ayudados por la voz de Wilson, llena de falsetes, quizá hasta abusando de ellos pero al mismo tiempo convirtiéndolos en un nuevo “efecto” como el que podría tener una guitarra para su instrumento, todo está en su lugar correcto.

Halfway y su arranque a base de teclados y voz en falsete a la que poco a poco y detrás de los sintetizadores se agrega la percusión, la guitarra y un bajo imperceptible… fué lo que ya me indicó que la selección y adquisición había valido la pena. Quizá el álbum que más me haya llamado la atención en un año donde salieron The King Of Limbs que tengo ya transparente de tocarlo y tocarlo, el Hardcore Will Never Die…, el Take Care al cubo y mucha más excelente música. Quizá fué volver a experimentar algo que tenía rato de no escuchar (misma cosa sucedió, pero con otra medida con el Skying de The Horrors o con el 2 de Black Country Communion).

Here To Stay, más light, más rápida, más pop hace el trabajo correcto para que puedas apreciar entre una excelente Halfway y EL track del disco: Glowing Mouth: lento, largo, construído -no tocado- a base de sintetizadores y la voz de Wilson que no puedes sacarte de la médula espinal, coros y lo etéreo que envuelve… Si solo escuchas un track -y no te lo recomiendo: escúchalo todo- es éste al que debes darle la oportunidad.

Gentle Beast, con un mood más “sofisticado”, también lento y -nuevamente- basado mucho en sonidos de sintetizadores

Con Lost In The Dark, los de Brooklyn parecen reencarnar una versión americana de Doves, ojo a las percusiones y a la batería que hacen un trabajo sencillo llenando un track que tiende (no lo es) a himno con un beat simplísimo… como muchas veces esperamos que sea.

El ataque suave a la guitarra, el pandero, y esa cierta lentitud que aparece en Fright Of Thee, donde la voz nuevamente muestra una versatilidad que te hace sentir que eres mudo, es apabullante… una excelente muestra de lo que hace Milagres, de las que tienen que estar entre las recomendadas… lo que es difícil en este disco.

Los arpegios “simples” con los que arranca Moon On The Sea’s Gate, donde parecería en el primer medio minuto que vas a escuchar con el fondo de pop el acento francés de Jacques Cousteau (exageré, sí… es lo bueno de ser el que escribe), se transforman en un track entre misterioso, quizá hasta melancólico, que sigue dando buenos resultados al conjunto del disco completo… noten las voces graves en algunos pasajes.

Gone regresa con un sentimiento más ligero, más iluminado, con las voces más agudas, que sin embargo le pueden faltar gotas de alegría ya que tiende a lo “hímnico”: los arreglos alrededor del track (ojo con la batería), terminan entregando una especie de pausa dentro del disco (de nuevo, ya quisieran lo que parece una pausa varias bandas y performers que andan por ahí preocupándose más por el look y la imposición de modas) que parecería extenderse un poco en For Disposal: pausada y adormecedora por momentos (nada dicho en tono negativo).

To Be Imagined se vuelve un poco más etérea (por la voz) y al mismo tiempo más angustiante (la batería parecería un reloj que te está midiendo el tiempo y te tiene a punto de despertar). Con pianos, aplausos y una guitarra un poco más sucia la banda genera otro acierto.

Y el disco termina con un track que parece haber salido del cerebro de Guy Garvey & Co. (hasta la voz se asemeja en momentos): Doubted, a base de notas de piano despreocupadas que van formando otro buen track con todo y arreglos de cuerdas por detrás: atención después de la mitad del track, cuando arrancan los platillos.

Quién iba a decir que de Brooklyn saliera una banda a la altura creativa de dos consentidos: Elbow y Doves, pueden agregar más a la lista, pero no las comparen (altura creativa no significa que suenen igual, significa quizá que la sensación que su arte te genera pueda ser similar), cada banda hace lo suyo y lo que te dejan es lo importante.

Disco recomendado.

Anuncios

Sawed Off Sick: Den Of Iniquity

sawedoffsick_denofiniquity_100

Sawed Off Sick
Den Of Iniquity
(EDC Records)
2007
[rock]
Site
: http://www.sawedoffsick.com
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/sawedoffsick
Eval: 3/5
Art(e): Josh Hall

Tracks

  1. Preach On (0:25)
  2. Damned Infatuation (3:11)
  3. Corruptuous (3:31)
  4. Save Me (2:39)
  5. Southbound 101 (3:23)
  6. Psycho Surf (2:12)
  7. Hell Tonight (4:03)
  8. Two Timin’ Baby (3:15)
  9. Damn It All (Miss Red) (3:34)
  10. No More (3:22)
  11. Take My Disease (4:09)
  12. Ginger’s Eye’s (5:37)

Músicos/Musicians

  • Nikatomic – guitarra + voz
  • Chris Parrish – contrabajo
  • BJ Hooker – batería
  • Rob Schumacher – batería (3,5,6,10,12)
  • P.C.P. – voz (coros)
  • Rumblin’ Rose – voz (coros)

con/with

  • Audrey Duncan – voz (7)
  • Joe Tucker – armónica (11)

Reseña/Review

Después de varias semanas de seguir trabajando en agregar los anteriores reviews y tratar de recuperar nuestro nombre original eufonia.net, terminé dándome cuenta de la cantidad exorbitante de material que tenemos en backlog para reseñar y/o colocar en el programa y tomé el primer disco en una de las tres grandes pilas (la de no haber escuchado más que una sola vez) que actualmente tengo en el cuarto de música. Le tocó pues el turno a Sawed Off Sick, una banda de Dallas, de un disco que dije por la portada que probablemente sería difícil para mí (portada negra con dibujos a manos que tendía a algo agresivo, cuando quizá no estaba de humor).

Puestas las manos a la obra, el disco arranca con un discurso de unos cuantos segundos de un detractor del rock… indicando que es un factor que contribuye al índice delincuencial y que es malo, malo…. Para arrancar con energía en la batería y guitarras lo que me pareció una especie de blues-rock energizado en Damned Infatuation (que quizá es algo genérico en varios tracks de la banda, que adereza lo suyo con rasgos de metal en varios de los tracks, que vienen más por las distorsiones que por el género que se usa).

La banda parece escucharse en algun lugar a la orilla de la carretera en Texas, casi que solo te falta escuchar de repente las botellas estrellándose contra la malla que los proteja… y los gritos de los parroquianos solicitando country y no rock. Así me imaginé las cosas a partir de Corruptuous, más rápida y divertida que la anterior.

El hard rock continúa en Save Me, que en algunos momentos me recordó a Títo & Tarantula por alguna extraña razón y la cosa continuó igual con el definitivo sello sureño de Southbound 101 (olvídense del título, escuchen el track, con rock & roll y hasta rockabilly, todo en medio de la agresiva distorsión de la banda).

Y vuelven a trasladarse a otro subgénero con Psycho Surf, que sin haber leído el título aparecía con reminiscencias de surf rock por el manejo de la guitarra y bajo… en estos últimos tiempos se diría “tarantinesco”. Y si no te parece suficiente el cambio, aguanta el inicio de Hell Tonight, lleno de un swing y con la voz de Nikatomic crooneando a medida que entra la pesadez y distorsión de guitarras y el acompañamiento de voz femenina en esta ocasión.

Y el disco continúa viajando con esa extraña combinación de hard rock, rockabilly, surf rock y densa pesadez y distorsión que puede resultar divertida y que al mismo tiempo te da la sensación de haber escuchado todo lo que presenta la banda.

Andrew Bird: Noble Beast

andrewbird_noblebeast

Andrew Bird
Noble Beast
(Fat Possum Records)
2009 [01.20]
[indie folk pop]
Prod: Mark Nevers
Site: http://www.andrewbird.net
Tracks @ MySpace:
Eval: 4.5/5

Tracks

  1. Oh No (4:20)
  2. Masterswarm (6:35)
  3. Fitz and the Dizzyspells (3:36)
  4. Effigy (5:06)
  5. Tenuousness (3:51)
  6. Nomenclature (2:54)
  7. ouo (0:20)
  8. Not A Robot, But A Ghost (5:37)
  9. Unfolding Fans (0:57)
  10. Anonanimal (4:47)
  11. Natural Disaster (4:18)
  12. The Privateers (3:24)
  13. Souverian (7:18)
  14. On Ho (1:08)
  15. Take Courage (Bonus)(6:51)

Músicos/Musicians

  • Andrew Bird – violín + voz + guitarras + silbidos
  • Martin Dosh – percusión + teclados + loops
  • Jeremy Ylvisaker – guitarra + bajo + organo

Reseña/Review

Andrew Bird impresionó en 2007 con Armchari Apocrypha… Lo he seguido desde su Bowl Of Fire, cuando comenzó a diversificarse del jazz característico que originalmente arrancó con su banda y, aunque eran unos cuantos tracks que realmente disfruté de The Swimming Hour había algo bastante característico y destacable en la música que componía el de Chicago. Había que seguirlo.

Ahora, creo que puede sentirse tranquilo, ha estado creciendo y perfeccionando un sonido que se vuelve característico y trae algo que no puedo llamarle de otra forma que no sea un aura que genera expectativa y -al menos- la cumple. Para mí está sobrepasando esa expectativa en cada álbum.

Y hoy (que ya se convirtió en mañana, mientras escribo) salió ya el álbum Noble Beast. En este caso no hablaré de la edición especial (de la que me voy a hacer) sino de la normal, aunque con un Bonus en mi sitio de suscripción (l-e-g-a-l) para comprar música en línea.

Lo único malo que puedo decir del disco es que arranca con la mejor canción… (y esto ya es un decir) Oh No, que escuché en primicia en su sitio y que no me pude sacar de la cabeza desde la primera vez que la escuché. Un track lleno de violines y arrancando con los silbidos de Bird (de veras que lo hace bien y lo ha convertido en parte de su sello sin parecer abusar de él). Con un ritmo más bien pop, pero con un arte por encima de varios. De verdad precioso… Simple, aunque lleno de sonidos, de guitarra, un buen trabajo de la percusión y sobre todo la voz apasionantemente tranquilizadora de Bird y los coros… cool, cool!

Ya con ese track vale la pena hacerse del disco completo. En serio, porque aparte no te vas a arrepentir de seguir escuchando. Las guitarras un poco más serias y a un ritmo menos alegre, Masterswarm se abre camino con un cambio de mood, que sin embargo sigue llegando y pegándote al estereo… noten bien el cambio a los 70 segundos con un ritmo más alegre… con un casi bossa-nova lleno de violines que escurridizos aparecen por aquí y por allá que incluso son los que generan los “solos” que -para mi caso, por el cariño al instrumento- me parecen acertadísimos punteando y tocando, mientras el silbido casi parece un theremin hasta que va haciendo un fade a base de palmas y percusión… ¡qué bonito! (¡Vaya que estoy disfrutando este disco y sólo llevo dos tracks!).

Unas guitarras en ritmo sincopado arrancan Fitz and the Dizzyspells, más digerible, más comercial en su arranque y con el sello que viene cocinándose desde hace unos tres discos, violín punteado y toda la cosa que luego se vuelve el protagonista con otro solo que acompaña de silbidos casi demasiado “naives”, demasiado bonitos, pero que a Bird le terminan funcionando.

El mood cambia un poco con el loop incial a base -nuevamente- de punteo de violines, mientras el violín con arco ejecuta encima, hasta que entra una guitarra acústica de tono simple pero casi solemne en Effigy. Un track más tranquilo, que no por ello menos interesante, más folk, más para poner atención.

Regresan los sonidos curiosos e interesantes con Tenuousness, otro track que arranca en un tono altamente folk y donde habrá que poner más atención en las voces, el uso de palmas y el sempiterno violín que aunque está ahí, a veces tiende a “desaparecer”. Buen track sin ser una sorpresa… agrega al álbum, incluso hasta como buena introducción a Nomenclature, mostrando, como en muchos otros tracks, cómo puede generar eufonía de palabras hasta pomposas en un track pop, tranquilo, agradable. Very cool indeed.

Se da paso después de un puente experimental de 20 segundos (ouo) a una introducción, digamos, también experimental de percusiones y silbidos cortos que derivan en un track atípico que, sin embargo me recordó (sin ser igual) los tiempos del Bowl Of FireNot A Robot, But A Ghost, que agarra cierto aire quizá hasta latino (apoyado en mucho por la percusión y las guitarras). Otro experimento sónico ahora más largo, (Unfolding Fans) da pie, nuevamente a un inicio experimental que llega a sonar a una eviolución (más experimental) de Armchair Apocrypha, puesto que evoca sonidos y alguna porción de mood, por ciertos pasajes, aunque hay que poner atención a loops, violines, palmas y -como en varios tracks de los discos de Bird- a la vocalización (en esta ocasión rapidísima en un par de pasajes) de Bird, acompañando a otros instrumentos, mientras el track se convierte en algo más alternativo, más rock incluso, otro track digno de resaltarse: Anonamimal.

Bird vuelve con un intro más folk a base de guitarras a un track cargado de sentimiento (el sonido de banjo colabora, entre teclados de campanas), que lentamente va creciendo, flotando sin elevarse, mientras curiosamente el tono de Bird cambia muy poco, al tiempo que el violín y algunos sonidos de slide van llenando el ambiente en un Natural Disaster ambiguamente hermoso.

The Privateers continúa solidificando el sonido de Bird. Me gustó bastante el pequeño y significativo  cambio hacia el final del track. Souverian, el track que le sigue arranca a base de silbidos, muy bien, y va convirtiendose en otro track épico de Bird, lleno de paisajes y pasajes a lo largo de sus más de 7 minutos que nos llenan de folk, sonidos más bien pastorales, de granja, de días pasados, de aire fresco, mientras descansas entre la paja viendo al horizonte, independientemente de lo que diga la letra… hasta que llega el silencio y el cambio hacia otro pasaje hasta que entra en un último pasaje de distorsión hacia el final del track.

On Ho! es un minuto de violines tristes con los que finaliza el disco en un final inesperado, pero que les debo presumir que yo solo imaginé. Tengo un bonus track que vale la pena busquen y que les presumo que es una maravilla y hasta ahí se los dejo, entre silbidos y punteos de violín.

Bird logró posicionarse entre mis favoritos de a deveras con este disco. En este mood y subgénero están él y Sufjan Stevens, cada quien en su lugar y haciéndonos disfrutar de un preciosismo que viene bien y puede llevarte a interesantes estados de ánimo.

Tiffany Apan: Poet

tiffanyapan_poet_sm

Tiffany Apan
Poet
(Independiente)
2008 [02.26]
[dark progmetal goth]
Prod
: Tiffany Apan + Jason English + Rowen Poole
Site: http://www.tiffany-apan.com
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/tiffanyapanmusic
Eval: 2.5/5
Art(e): Mark Kapsha

Tracks

  1. Ghost (3:21)
  2. Porcelain Doll (5:03)
  3. Free (5:37)
  4. Run Away And Hide (5:19)
  5. Ghost (Persephone’s NetherRealm Remix)
  6. A Prayer (4:59)
  7. Black Forest (2:23)
  8. Scarborough Fair (3:45)
  9. Detiny’s Path (5:15)
  10. Ashes To Dust (4:53)
  11. Warrior (Soldier For Myself) (3:46)

Músicos/Musicians

  • Tiffany Apan – voz + teclados
  • Jason English – guitarras + teclados + bajo + sintetizador + drum machine
  • Csaba Domos – batería (3,4,10,11)

Reseña/Review

Tiffany Apan se conectó hace unas semanas con nosotros a través de MySpace, curiosamente, andaba dando vueltas por mi tienda en línea de música cuando había escuchado algo de ella. Al no contactar a Chuy que anda en México, decidí adquirir todo el Poet para realizar esta reseña. Apan, aparte de la música (de lo que nos haremos cargo en esta reseña) también anda en películas y otras cosas, visiten su sitio.

Ghost, una canción simple, más melancólica que oscura, basada mucho en el piano y, sobre todo, en la voz de Apan (obviamente el activo más preciado en el álbum) de una muy buena bienvenida a Poet un disco en la línea más bien goth-oscuro con un aire progresivo que crea un aire en ciertos momentos etéreo, hasta misterioso. Excelente track.

El mood termina ensombreciéndose más con un cambio -digamos- más agresivo, entrando a la línea del metal, en una Porcelain Girl que de alguna manera se satura, incluso opacando de alguna manera la voz de Apan. La idea alrededor del track es buena, incluso con la parte hablada y susurrada.

Free sigue con el tono metálico del disco, dark (aunque menos que en el track anterior). Aunque la voz sigue siendo el instrumento predominante, el ansia de lucirla, que funciona muy bien en partes de este track, llega a desmerecer en otros (los tonos agudos, por ejemplo). Muchos seguidores del doom o del metal en general podrán no coincidir en esto. Fué lo que sentí después de varias escuchadas y el track es desafortunado, al menos no lo consideraría como carta de presentación para Apan.

Run Away And Hide, con su ambient etéreo inicial a base de teclados, por otro lado, da un giro interesantísimo a la música que hace Apan, casi medieval por momentos y donde la voz nos lleva y genera el mood correcto. Las guitarras, sin ser extraordinarias, realizan su trabajo. En mi opinión es en este tipo de tracks donde mejor se explota lo que Apan puede hacer y -sobre todo- su voz. Otro de los tracks sobresalientes del disco.

Sigue una versión remezclada de Ghost, que también funciona. Finalmente la composición y melodías son muy buenas. Me quedo con la original (aunque repito, ambas funcionan, quizá dependa de tu mood… no soy muy fan de los remixes y lo digo porque trato de conseguir todos los de aquellas canciones que me gustan, termino en un 90% de los casos con la original).

Con A Prayer, casi siento que me escucharon, puesto que es otro track con esa aura más bien etérea, que tan bien puede explotar Tiffany Apan, quien termina llevándote a esos mundos de castillos de piedra, cadenas y oscuridad, como si una sacerdotisa celta estuviera elevando plegarias a la naturaleza. Bastante cool.

El track Black Forest, totalmente metal, susurrado y lleno de guitarras y teclados de fondo funciona mucho mejor que otros tracks para mostrar el lado más agresivo de la música de Tiffany Apan. Buen cambio para dar entrada al cover de Scarborough Fair, una de mis canciones favoritas, metal-style, que en momentos puede sonar hasta un poco exagerado en la voz, pero que es uno de los tracks a recordar en el disco. Vale la pena.

Destiny’s Path, nuevamente misterioso, oscuro, tenebroso quizá complete la descripción de un track interesantemene parsimonioso, llamativo a pesar de lo oscuro del inicio y que va creciendo junto con la voz calmada de Apan, haciendo otro buen track.

Escuchando la batería en Ashes To Ashes, probablemente habrá hecho falta un trabajo similar en otros tracks. Habrá que esperar un baterista de planta en el siguiente disco. Curioso el cambio en el tono de la voz de Apan que quizá no explote su voz al 100%, funciona en un track que tiene más espíritu de metal que otros tracks que pudieran tener más elementos de metal… y todo por la actuación de la voz. Un track hasta cierto punto divertido y completo… me quedo también con él.

En el mismo tono aparece el teclado, seguido de el bajo golpeado y las guitarras de Warrior, lleno de todo: rápido, energético, con partes habladas (el inicio con “Only me, and me alone…”  llevándonos del fast-singing, hacia picos agudos de manera magistral, una montaña rusa musical, que convierte a éste en uno de mis tracks favoritos del disco. ¡Cool!

El álbum se despide con Whispers, que arranca con los scratchs de un vinil muy lo-fi y nos sorprende con un track country en el que todo el mood queda excelente para la voz de Apan… shocking, but cool! Buena sorpresa para la despedida.

Muchos amantes de bandas de metal con voces femeninas van a poder apreciar Poet. Puede que falte una banda completa y algunos elementos en la producción, pero el disco no desagrada, divierte y -sobre todo- sienta bases para algo mejor por venir en siguientes entregas. Lo estaremos esperando.

Guns n’ Roses “Chinese Democracy”. Los chinos responden: “Gracias, pero no gracias.”

Bueno, no es exactamente cierto que los chinos no les guste el nuevo track de Guns n’ Roses, pero si ese track representa la democracia no culparía a los asiaticos el que graciosamente declinaran la oferta.

Hace muchos años me gustaba Guns n’ Roses, probablemente porque tenía 13 años, la verdad no tengo a otra cosa a que echarle la culpa. No podría ser desconocimmiento musical, ya había pasado por Iron Maiden, Pink Floyd, Van Halen, Led Zepellin, Queen, Beatles, Kiss y cientos de otras bandas de los ochentas y antes. Digamos que un cocktail de presión social revuelto con hormonas me llevaba a apreciar la banda.

Ahora, francamente, me apena decir que alguna vez me gustó, sin embargo puedo sentirme orgulloso de que eso nunca sucedió con Motley Crue, Poison, Cheap Trick y demás bandas un poco cargadas hacia el lado white trash del espectro musical.

El caso es que después de 17 años la “banda” por fin ofrece un nuevo material en el album Chinese Democracy que aún está por ser lanzado pero cuyo track principal o primer single ya está en el aire. Puedes escucharlo aquí. La verdad apesta. Me gustaría dejar el review del sencillo ahí pero tengo que hacer un intento por ser profesional.

Para haberse tardado tanto en hacer un album realmente no le metieron mucho seso a este track. Desde el comienzo más de un minuto de dubs, y ambiente que a mi juicio se oye más amateur que el trabajo de un estudio profesional. Después tenemos a la no tan agraciada voz de Axl Rose (yo lo compararía con una especie de Alex Lora gringo) que en esta ocasión se carga de un poco más de agresión y parece haber guardado el microfono en una caja mientras cantaba, uno de los tantos overdubs en este track. La “grandiosa” guitarra del sombrerudo Slash de quien sea haya tocado en este track deja mucho que desear y en vez de inspirar nostalgias sobre lo bueno del pasado más bien te hace recordar el por qué dejaste de escuchar pseudo-glam rock americano hace mucho.

Bueno, creo que está por demás decir que no espero con ansia la liberación de este album al mercado. Tal vez debería de dejar este tipo de reseñas a Charly aunque si es un poco más favorable que yo, no le daría una calificación aprobatoria como quiera.

CORRECCIÓN:

Gracias a la pintorezca aclaración de quien supongo no es más que el mejor fan de GnR aclaro que el guitarrista en este track no es Slash, sino venga usted a saber quién. Entonces, ¿quién es Guns n’ Roses? Axl Rose? Axl Rose e Izzy Stradlin? Slash y Axl? Tal vez GnR sólo vive en los recuerdos y las imaginaciones de los fans

Of Montreal: Skeletal Lamping (o lo que pudo ser y no fue)

Skeletal Lamping - Cover

Of Montreal
Skeletal Lamping
(Polyvinyl Record Co)
21 Oct 2008
[pop (rock)]
Prod: Kevin Barnes
Site: http://www.ofmontreal.net
Tracks @ MySpace: http://myspace.com/ofmontreal
Eval: 1.5/5
Art(e): Peter Saville + Brett Wickens (photo: Trevor Key)

Tracks

  1. Nonpareil Of Favor (5:48)
  2. Wicked Wisdom (5:00)
  3. For Our Elegant Caste (2:35)
  4. Touched Something’s Hollow (1:26)
  5. An Eluardian Instance (4:35)
  6. Gallery Piece (3:48)
  7. Women’s Studies Victims (2:59)
  8. St. Exquisite’s Confessions (4:35)
  9. Triphallus, To Punctuate! (3:23)
  10. And I’ve Seen a Bloody Shadow (2:23)
  11. Plastis Wafer (7:11)
  12. Death Is Not A Parallel Move (3:01)
  13. Beware Our Nubile Miscreants (4:52)
  14. Mingusings (3:01)
  15. Id Engager (3:24)

Reseña

Acabo de terminar de escuchar el nuevo album de Of Montreal. Decepción. Lo estaba esperando con algo de gusto. La verdad hacía tiempo que no esperaba el release de ningún grupo o músico, normalmente acostumbrado a las descepciones. Esta vez no fue la excepción. Esto viene de un fan de la banda. Completamente fan.

Al menos mi primera impresión es muy pobre, tal vez tenga que regresar a editar esta reseña pero dudo mucho que esto vaya a cambiar. El album, tal y como lo reseñan en allmusic (y vaya que a veces exageran en ese site), es una mezcla de viñetas musicales a veces sin sentido. Si efectivamente encuentro la referencia a Prince, lamentablemente no a la parte virtuosa del músico sino a la perturbada visión del genio.

No hay una sola canción. Y eso es lo más deprimente del asunto. Siempre había encontrado una particular atracción por Of Montreal que en este mundo de pretención Kevin Barnes estaba haciendo algo original, especial a pesar de ser claramente retro y sobre todo, empujando la construcción tradicional de “canciones” en direcciones interesantes y en otras ocasiones los paradigmas musicales de un genero (psicodelia) a lugares con más valor referencial para le gente viva en este milenio. Todo esto se perdió en esta última producción.

Hay que reconocer que a pese a la pobre oferta musical esta es una labor de producción considerable, inclusive debería de llamarla titánica y se nota en la calidad del sonido, el audio, la música, la voz, pero nuevamente, no hay canciones en este album.

Bueno ya verémos que vendrá después.

Dirt Jake Replicas: Dirt Jake Replicas

Dirt Jake Replicas
Dirt Jake Replicas
(Hyper Schwartz)
2007
[dark [post] alt prog]
Prod: Dirt Jake Replicas + Brian Colt
Site: http://www.dirtjakereplicas.com
Tracks @ MySpace: http://www.myspace.com/dirtjakereplicas
Eval: 4.5/5
Art(e): Charise Marie

Tracks

  1. Bell (9:38)
  2. Mend (7:58)
  3. Raeleen (8:24)
  4. Gorde (10:37)
  5. Ambigris (11:09)
  6. (Part I, Part II) (11:39)

Músicos/Musicians

  • Dakota Max – voz
  • Ashley Beard – voz + teclados
  • Adam Gurr – bajo
  • Julius Panimdim – batería
  • Joshua Ash – guitarra

Reseña/Review

Con la peculiaridad que sus integrantes se encuentran en los extremos de la unión americana (“unidos” por el centro) explícitamente en Buffalo (New York), West Palm Beach (Florida), Los Angeles (California), Portland (Oregon) y Juneau (Arkansas), pereciese que se han acoplado desde siempre dado lo que entregan en este disco… bastante impresionante.

Sin decir que no he escuchado antes algo similar, Dirt Jake Replicas de veras que me metió en un aprieto para entender lo que estaban haciendo… es un alternativo lleno de tintes progresivos, o bien un post-rock más alternativo… whatever, las etiquetas siempre serán odiosas, el asunto es que es un concepto musical en donde cantan voz femenina y masculina… en tracks más bien oscuros… bueno… bastante oscuros y que quizá lo único que puede venir a la mente en flashes al escucharlos (y no nos confundamos, recuerden lo difícil e inútil de tratar de describir una experiencia sensorial como lo es la música: no se compara a Tool) es Tool, sin que sea Tool.

Bell arranca muy tranquila, con susurros vocales femeninos y masculinos mientras la batería y bajo comienzan a arreciar ya enmedio del primer grito desgarrador y luego gruñidos “metálicos” (o de nu-metal si lo quieren) de manera bastante peculiar, combinando en una misma palabra el canto y el gruñido… interesante… el track, largo presenta obviamente cambios (notorio el de enmedio del track, en donde todo vuelve a arrancar) y sincronización de todos los instrumentos (incluyendo voces) a momentos, característico del progresivo en un track bastante oscuro y bien ejecutado.

Mend sigue la línea aunque un poco “menos oscuro” (es un decir) y en donde las voces se acoplan bastante para entregar un track más movido, en donde todo se oye en su lugar (curioso, aunque no tanto, que no resaltan los instrumentos, quizá nada más las voces)… signo de madurez en una banda joven.

La calma llega con el inicio de Raeleen, donde guitarra, bajo y batería (platillos) se susurran entre sí y se van acoplando para dar entrada a los lamentos de la voz femenina de la banda, en un track que dentro de los estándares del disco permanece relativamente tranquilo, casi flotante, extraordinario (aunque tienes que estar de humor para este tipo de música, o bien dejar que te lleve y transforme tu humor) donde las voces hacen un excelente trabajo en los últimos tres minutos mientras todo el fondo (sobre todo el bajo y batería en este caso) se desempeñan de forma sobresaliente, un excelente track, de mis favoritos del disco.

Mientras batería y percusión van calentando el ambiente en un track que arranca tranquilísimo comparado con el resto del disco, en un inicio que es únicamente ritmo con la ayuda de la guitarra en un arpegio simple y las voces empiezan a juguetear de nuevo, Gorde se perfila para ser EL TRACK del disco en mi particular gusto. Más melódico, quizá igual de oscuro, pero con un áura etérea que te pone a flotar durante tres minutos, mientras explota la voz acompañada del resto de la banda, para volver a empezar nuevamente en algo más que el ritmo inicial… ¡Qué buen track!

Platillos, teclados, bajo y rasgueos longitudinales de las cuerdas de guitarra inician Ambigris, que con el uso de piano va en crescendo continuo y llenándose de sonidos por todos lados (ecos de los mencionados rasgueos de guitarras principalmente); además noten el trabajo de la batería… ¡asombroso! en un track que privilegia a los instrumentos al menos en los primeros cuatro minutos, que nuevamente se oyen totalmente acoplados… Entra la voz femenina y las voces vuelven a tomar protagonismo unos minutos para luego en susurros volverse parte del ritmo que generan los instrumentos, entrar en un lamento a dúo para finalizar con más energía un largo track.

Cierra el disco con (Part I, Part II), track que sigue en la línea oscura del disco en un track donde ya sientes que reconoces lo que hace la banda… ya te acostumbraste a lo que están tratando de comunicar, ya los reconoces… buena banda, habrá que seguirle los pasos.

¿Eres de los que te gustan los tracks largos, llenos de despliegue… a veces mal llamados épicos (no todo lo extendido es épico) lleno de cambios y -en general- oscuros? ¿Te gusta el progresivo? ¿Te gusta lo alternativo?, ¿El post-rock?, incluso ¿Te gusta el metal? Dale un buen chance a Dirt Jake Replicas… escucha lo que hacen con la mayor atención posible y lo más probable es que no te arrepientas. Buen trabajo.